BIENVENIDO AL LUGAR DONDE DEJO AQUELLAS IDEAS, SENTIMIENTOS, LOCURAS QUE HA VECES QUE ME QUEMAN EN LA GARGANTA POR SALIR, ME ASALTAN DE MADRUGADA O SIMPLEMENTE ME RONDAN AN LA CABEZA AL IR EN METRO.

PD. SE VALORARÁ LA PARTICIPACIÓN POPULAR ;-)



lunes, 28 de noviembre de 2011

A veces va el metro y te sorpende ( 1ªPARTE)

Normalmente utilizo este  espacio para verbalizar las ideas y demás que me asaltan en mis ratos muertos. Especialemente cuando voy en metro. Pero hoy el metro se ha convertido en parte activa, no sólo en mero espectador de mis cabilaciones. Iba yo entre  estación y estación cuando he descubierto en mi vagón un pedacito de literatura, un microrelato.¡Genial! algo de lectura para amenizar el trayecto. Pero ha sido algo más qe eso, a si una pueta abierta al alma. Quiero comparirlo con vosotros:


Que oscuro está todo. El silencio sepulcral que me envuelve no permite hacer audibles ni mis propios latidos. Siento que estoy atrapado, sin salida, recluido en las paredes de frio hormigón que yo mismo he construido a base de prejuicios, manías y obsesiones.
Es curioso que en la paz de este espacio ansíe salir, pero tengo miedo. Me siento seguro en este ambiente. Sí, a oscuras, oculto, pero protegido por mi brillante armadura, esa que solo recubre de apariencia mi ser.
¿Porqué salir? ¿Porque dar el paso? En este mundo, en mi mundo todo está bien. Me tengo a mi mismo pero estoy solo, solo con mis traumas y ataduras, solo a fin de cuentas, y eso me lo he ganado yo, solo como siempre. Un cobarde al fin y al cabo.
Tal vez si grito fuerte,  si lo grito a los cuatro vientos… Pero, ¿Y si os molesta? ¿Y si aún más me hacéis sentí olvidado? Distinto y distante…  Quiero sentirme vivo y disfrutar y no esconderme nunca más.  Pero soy un cobarde y aquí dentro se está bien. Tengo la llave de esta cerradura pero, hoy no daré el paso… tal vez mañana.
José Luis A. B.

 Por un instante se me ha parado el pulso y he contenido la respiración. Es un descripción perfecta de cómo me siento. Es como si hablara de mí. Como si me hubiera robado un pensamiento extraordinariamente íntimo. Aquello oscuro que no comparto con nadie. Es el motivo de escribir este  blog, ir derribando ese muro. Es la esencia. Siempre me ha sido difil de explicar este aislamiento acompañadao que padezco.

Después he sentido una enorme alegría. Alegria por saber que no estoy sola, que más personas adolecen de "muritis". Joe, que alivio. Me han dado ganas de gritar al mundo : No soy diferente , hay más  ahí afuera. Y salir a buscarlos y que tambien supiran que hay más personas en su situción.  Como si pudiera mirarlos a alos ojos y reconocerlos, derribar esa muralla, ...Y sobretodo por saber que tengo la llave de esta ceradura. Que puedeo controlarla y ejar que os coleis a mi pequeño mundo.Gracias José Luis. Gracias por transpasar el muro y emocionarme. Gracias por que salí del vagón con una sonrisa.



5 comentarios:

Introspectivo dijo...

Algunas veces me he parado a leer esos pequeños relatos, y tienes razón, éste tiene algo que desde luego no tenían los que "me han tocado" a mí.

Yo no es que me sienta diferente, es más bien que me cuesta exteriorizar mis rayadas, vivo un poco en ese mundo en el que estoy solo. Lo malo es que no se si quiero salir, fuera de él no sería yo mismo, me sentiría raro creo. Igual algún día aprenda a salir y entrar a mi antojo, por ahora no lo veo claro.

chus dijo...

A veces estar ahi en ese mundo interior y seguro es bueno, nos hace recapacitar y conocernos a nosotros mismos.pero no hay que regodearse en el, hay que salir de el de vez en cuando ya, ya se que a veces da miedo, pero aun asi de eso va la vida de tener sensaciones aunque a veces sean negativas,si te cierras en tu concha tambien te pierdes las maravillosas cosas positivas que tiene el mundo, asi que desenpolva la concha y abrete veras que hay un miundo exterior que te espera con los brazos abiertos, aunque guardes un poco tu concha para algunos momentos escogidos, eso si.

Rutsa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rutsa dijo...

bienvenido INTROSPECTIVO.
Supongo que de vez en cuando alguien se te colará dentro del muro, señalandote que hay otro mundo y que no es ostil.¿puede que nos estemos perdiendo algo importante?¿nos asfixiará nuestra armadura?.
Si andamos escribiendo por aquí ¿no crees que tenemos necesidad de abrir ventanas en esos muros que construimos?.
¿Y si lo demolemos y no pasa ná? Yo tampoco lo veo nada claro, me aterroriza el exterior, pero tampoco tengo claro que quiera vivir con la duda.
Quizás CHUS, tengas razón. Ademá siempre podemos levantar nuevos muros ¿no?

APA dijo...

Agradezco las rectificaciones solicitadas.
La verdad es que el relato me llevó tres días de realizar. No tenia nada pensado y la limitación de 200 palabras era grande para exteriorizar cierto sentimiento que le merodea las 24h. Pero una vez puesto ante el pc es cuestión de dejar fluir las palabras que te nacen en ese momento y después encadenarlas. La verdad es que el resultado me gustó y el bloque de hormigón con la puerta es el remate del micro-relato.
Os sigo.